Tratar el dolor en gatos mayores

Los gatos se consideran animales mayores cuando tienen unos diez años, pero no es inusual que los gatos vivan hasta los 20 años. A medida que los gatos envejecen, tienden a tener más complicaciones de salud, al igual que sus homólogos humanos.

Tratar el dolor en gatos mayores
Tratar el dolor en gatos mayores

Siga leyendo para obtener más información sobre algunas de las razones por las que los gatos mayores experimentan dolor y qué puede hacer para que su mascota se sienta más cómoda.

Cambios físicos en gatos mayores

En comparación con los gatos más jóvenes, el sistema inmunológico de un gato mayor es más débil y tiene una menor capacidad para defenderse de las enfermedades.

Los dueños de gatos mayores a menudo notan cambios en la forma en que actúan sus mascotas. El envejecimiento es un proceso natural, sin embargo, no debes asumir que debido a que tu gato está envejeciendo, no hay nada que puedas hacer para ayudarlo.

Habla con tu veterinario sobre cualquier cambio que notes y supervisa de cerca el comportamiento de tu gato mayor.

Tratar el dolor en gatos mayores
Tratar el dolor en gatos mayores

Llevar a tu gato a controles veterinarios regulares puede ayudar a detectar cualquier enfermedad o dolencia. A partir de ahí, podrás tratar mejor la enfermedad o controlar los síntomas. Si notas que tu gato se comporta de manera extraña, no dudes en llevarlo a un examen.

Cómo saber si tu gato mayor tiene dolor

Los gatos son muy buenos para ocultar su dolor. Es esencial para su supervivencia en la naturaleza. Por esa razón, a veces puede ser muy difícil saber si tu gato no se siente bien.

Tratar el dolor en gatos mayores
Tratar el dolor en gatos mayores

Algunos de los signos más comunes de dolor en los gatos son:

  • No comer : Si tu gato está sufriendo, es posible que no tenga ganas de comer o que le duela hacerlo. Un cambio en el apetito de tu gato podría ser un signo de dolor.
  • Problemas para moverse o saltar: Los gatos son criaturas ágiles, por lo tanto, si ves que Tu gato no puede saltar a sus lugares favoritos, o que se tambalea, cojea o se pone inestable, es posible que sienta dolor.
  • Dormir más de lo habitual: Los gatos mayores duermen más y generalmente son menos activos que los gatos más jóvenes, pero un gran cambio en el nivel de actividad podría indicar un problema.
Tratar el dolor en gatos mayores
Tratar el dolor en gatos mayores

Remedios para tratar el dolor de tu gato en casa

Puedes ayudar a aliviar el dolor de tu gato con remedios naturales. A pesar que algunos son simples, son muy eficaces para mejorar la calidad de vida de tu gato. Los que puedes utilizar son:

  • La planta caléndula: Esta considerada como la mejor planta a utilizar cuando la inflamación se asocia a heridas. Puedes aplicarla sobre la zona afectada de tu gato con una compresa de agua caliente. También, puedes comprar cremas de caléndula, pero debes consultar con tu veterinario primero.
  • Aplicar calor local: Si tienes dispones de una bolsa de agua caliente, tendrás ante ti un potente antiinflamatorio para tu gato. Cuando aplicamos calor local en el área afectada, se produce una dilatación de los vasos sanguíneos. Esto reduce la inflamación y consecuentemente el gato percibe un alivio del dolor.
  • Cúrcuma: La cúrcuma es una especie culinaria que tiene entre sus virtudes, múltiples propiedades medicinales. Una de estas propiedades es la antiinflamatoria. Deberás añadir una vez al día, media cucharadita de cúrcuma dentro de la comida de tu gato.
  • Pescado azul y aceite de oliva: Estos alimentos contienen ácidos grasos esenciales Omega-3. Como es sabido, el Omega-3 tiene una importante propiedad antiinflamatoria.

Es importante que consultes con tu veterinario antes de aplicar cualquiera de estos remedios, ya que teniendo en cuenta el historial clínico de tu gato, él te confirmará si puede existir algún tipo de contraindicación o no.

Tratar el dolor en gatos mayores
Tratar el dolor en gatos mayores

Si tu gato mayor muestra signos de dolor, es importante llevarlo al veterinario para un diagnóstico adecuado. Si el veterinario ve signos de inflamación, el podrá indicarte el mejor tratamiento posible.

Deja un comentario