Saltar al contenido

Mi gato no ronronea

¿Por qué mi gato no ronronea? Hay varias razones por las que el gato no ronronea. En este artículo te las vamos a explicar.

Una de las características más sorprendentes de los gatos es el famoso ronroneo. A diferencia del maullido, el ronroneo es un ruido de tono bajo y suave, que se escucha sólo a corta distancia del gatito.

mi gato no ronronea
Mi gato no ronronea

El verdadero significado del ronroneo en gatos es aún incierto. Hay varios estudios y muchas investigaciones que señalan que este ruido es una especie de comunicación de los gatos.

Antes se creía que este pequeño ruido era un ruido emitido sólo para que el gato demostrara su felicidad. Pero, después de años de investigación sobre su comportamiento, hoy se entiende que va mucho más allá. Incluso puede ser un tipo de comunicación cuando están sufriendo.

¿Te estás preguntando por qué mi gato no ronronea? ¡Sigue leyendo y sabrás los motivos!

¿Cómo se produce el ronroneo?

El ronroneo es algo innato en el gato. Es un sonido que tiene una frecuencia media de 25Hz, es decir, es muy baja, pero también puede tener volúmenes ligeramente más altos, que pueden llegar hasta 150 Hz. Una vibración continua de sonido hueco y profundo.

Este sonido se produce cuando el músculo laríngeo y los músculos entre las costillas del gato se contraen durante la respiración. Así, este sonido sale incluso cuando tiene la boca cerrada y se puede escuchar tanto en la respiración dentro como fuera.

El ronroneo puede ocurrir incluso cuando los gatos están maullando y en muchos otros contextos. Aunque hay información fisiológica sobre cómo se produce este sonido, no hay una confirmación exacta de por qué ronronea un gato.

Cada vez surgen más investigaciones y estudios sobre este tema, pero el ronroneo es considerado en gran medida como una expresión del estado emocional del gato. Así se puede tener en cuenta que no sólo los sentimientos de felicidad y placer, sino también el dolor, el miedo y la ansiedad pueden llevar a un gato a no ronronear.

¿Cuál es la función del ronroneo?

Básicamente la función del ronroneo se atribuye a la comunicación de los gatos. Tanto para la autocomunicación como para comunicarse con otros gatos y para expresarse con los humanos.

Aunque es un sonido más bajo que el miau, el ronroneo puede cambiar la frecuencia e intensidad debido al tipo de comunicación que el gato quiere hacer. Es decir, como se asocia con su estado emocional, el ronroneo de placer y felicidad es diferente al ronroneo de hambre por ejemplo.

El gato que no ronronea también puede tener varios significados.

Motivos del ronroneo en gatos

Como hemos explicado anteriormente, el ronroneo puede ocurrir en diferentes contextos y situaciones de los gatos. Destacamos algunas razones:

Comunicación con la madre

Los gatitos comienzan a ronronear a los pocos días de vida y esto suele suceder en la lactancia. Se cree que es una forma de pedir el afecto y la atención de la madre, de expresarse con ella. Las madres gatas también ronronean mientras alimentan a sus gatitos, reforzando el vínculo y la comunicación entre ellos.

Amistad entre gatos

Los gatos suelen ronronear cuando están juntos y no sólo se frotan y se lamen. Eso demuestra una especie de relación amistosa.

Comunicación con los humanos

Durante una caricia, cuando están en el regazo, cuando duermen siendo acariciados, las demostraciones de afecto del humano hacia el gato pueden llevarlos a ronronear. Esto significa cercanía y se refiere a cuando eran cachorros, esa relación con la gata madre en la lactancia, en la que estaban rodeados de afecto y cariño. Muestra la felicidad y la cercanía del gato con el humano.

Cuando tienen hambre

Hay gatos que ronronean cuando piensan en comida. Y ese ronroneo es incluso diferente según los investigadores. Cuando tienen hambre, los gatos hacen un sonido como el llanto de un bebé humano. Lo que lleva a los humanos a responder más rápidamente a este sonido.

Llamar la atención

Al igual que cuando tienen hambre, el gato ronronea cuando quiere llamar la atención sobre algo se considera lo mismo. Se denominan ronrones de urgencia, porque se emiten más rápidamente y con picos de mayor frecuencia (como el llanto de un bebé). Entienden que de esta forma consiguen una atención más rápida y efectiva a lo que quieren.

Relajación para dormir

Es común escuchar al gato ronronear cuando está durmiendo. Se ve como una especie de relajación, alivio y auto-reparación. Cuando ronronean, gastan poca energía para mantener los huesos y tejidos en buen estado durante el descanso.

Cuando sienten dolor o tienen miedo

Muchos gatos ronronean cuando están heridos, con dolor o incluso cuando están nerviosos y estresados. Se cree que el ronroneo es un tipo de ayuda para calmarse, facilitar la respiración y ayudarles a pasar por ese momento de problemas.

Estos son algunos de los ejemplos de razones que llevan a un gato a ronronear. Pero cada gato tiene su propio lenguaje y forma de comunicarse. No son todos iguales.

¿Por qué mi gato no ronronea?

Después de tantas explicaciones y razones de cómo y cuándo ronronean los gatos, debes preguntarte qué le pasa a tu mascota y por qué mi gato no ronronea.

Realmente, no le pasa nada. La explicación es simple, hay gatos que no ronronean.

Como explicamos en los temas anteriores, es una forma de comunicación que puede o no ser utilizada por tu gato.

Muchas mascotas se comunican básicamente por expresión corporal y con sonidos distintos al ronroneo.

También puede ser que el ronroneo de su gatito sea tan suave y bajo que sea casi imperceptible para tus oídos, pero no significa que no ronronee.

Razones por las que mi gato no ronronea

Algunos expertos señalan que, por lo general, los gatos que no nacieron en ambientes domésticos y no tuvieron ese contacto de lactancia con la gata madre, tienden a no ronronear.

Es por una cuestión de protección y seguridad, es decir, el instinto de no hacer ruido y de atraer a los depredadores. Pero esta no es una confirmación exacta.

Sin embargo, si tu gato no ronronea, no hay razón para preocuparse. Sólo tienes que “leer” las señales del lenguaje corporal que da tu gato para entenderlo mejor.

No hay nada malo en ello y menos aún algo que indique que la salud de su gato está comprometida.

Conocer bien a su gato es ser consciente de sus cambios de comportamiento en varias situaciones. De esta manera se puede entender su lenguaje y su forma de comunicación. De este modo, podrás darle un mejor ambiente y bienestar frente a lo que está sintiendo. Pero si su gato no ronronea, no hay razón para tener miedo.