Por qué mi gato no come, principales causas

¿Por qué mi gato no come? Un gato que no quiere comer es más común de lo que piensas y no siempre es un síntoma de enfermedad.

Lo más normal y menos grave, es que esto ocurra debido a cosas tan simples como el tipo de alimento que no es de su agrado.

Mi gato no come

Ten en cuenta que, a diferencia de los perros, los gatos son más selectivos cuando se trata del sabor de la comida.

Puedes ver que hay una variedad de comida para gatos: desde pescado, salmón, carne, cordero e incluso pavo, alimentos que no son comunes en la comida para perros.

Así como las personas dejamos de comer por varias razones, la falta de apetito en los gatos tampoco tiene una explicación única. Puede ser causada por problemas muy simples o incluso por enfermedades muy graves.

Por supuesto, este problema que no puede ser ignorado. Después de todo, independientemente de la razón de la falta de apetito, un gato desnutrido se debilitará y será más propenso a desarrollar otras enfermedades.

Vamos a dar respuesta a los motivos más habituales para que un gato deje de comer. No obstante, es importante tener en cuenta que estos consejos no pueden sustituir la evaluación y diagnostico de un veterinario.

Altas temperaturas

Los días de verano pueden ser una delicia, pero también tiene consecuencias en nuestro metabolismo. Con los gatos no es diferente. El calor también les afecta.

Por lo tanto, en días muy calurosos es común que pasen más tiempo durmiendo en un área fresca de la casa, lo que hace que parezca que el gato no quiere comer ni beber agua.

De hecho, puede suceder que su amigo termine “olvidando” comer e incluso beber agua. Es entonces cuando nos preocupamos y nos preguntamos por qué mi gato no come.

Para minimizar el problema de la deshidratación, trata de mantener agua fresca y limpia disponible en todo momento, preferiblemente en un bebedero tipo fuente.

Cambios en el medio ambiente

A los gatos no les gustan mucho los cambios en su zona de confort. Piensa que son animales territoriales.

Solo un pequeño cambio en la disposición de los muebles del hogar les puede estresar. Por lo tanto, con este estrés, tu mascota podría dejar de comer.

Mi gato no come

Lo mismo ocurre con la llegada de una nueva mascota, viajes, mudanzas, presencia de extraños, fiestas, cambio de sus accesorios del animal… etc.

Por ello, puedes ayudar a tu mascota a que se acostumbre a la nueva situación, un consejo es utilizar difusores de feromonas felinas, que tranquilizan al gato y reducen el estrés. Aquí te pongo un ejemplo de las que yo utilizo:

Apetito selectivo

Mi gato no comeComo carnívoros, los gatos tienen un sentido del olfato muy agudo, que utilizan para seleccionar los alimentos.

Por lo tanto, al elegir una comida para gatos, no es suficiente que sea sabrosa, también necesita tener un aroma agradable para ellos.

Es importante tener en cuenta que algunos gatos tienen un apetito más selectivo.

Si este es el caso de su gatito, busca en alguna tienda especializada, información sobre piensos hechos solo para los animales más exigentes.

Cambio repentino de alimento

Cambiar la alimentación de una mascota de vez en cuando nunca es una buena idea, ya que un cambio repentino a menudo causa problemas gastrointestinales como molestias o diarrea.

Pero en el caso de los gatos, hay otro factor agravante: algunos gatos sufren de la llamada neofobia alimentaria, es decir, se niegan a comer un nuevo alimento.

Así que haz la transición gradualmente, mezclando la nueva ración con la antigua gradualmente, hasta que el gato se acostumbre.

Otra recomendación importante es consultar a un veterinario, él puede indicar una dieta para gatos que no quieren comer.

Posibles causas de por qué mi gato no come

Si en dos días no come, o si el cambio gradual de alimentación no Mi gato no comefunciona, debes tener en cuenta otros problemas como:

  • fiebre
  • depresión
  • virus (FELV, IVF)
  • dolor de estómago
  • envenenamiento por ingestión de ratas venenosas o plantas tóxicas para los gatos;
  • dolores en el cuerpo;
  • disfunción hepática, renal y tiroidea;
  • embarazo (etapa temprana y tardía)

En el caso de una gata preñada en la etapa final del embarazo, puede sufrir una falta de apetito. Esta situación, en algunos casos extremos, puede conllevar la muerte del feto.

¿Cuándo debería llevarlo al veterinario?

Cada dueño conoce a su gato y se preocupa por ciertos signos que muestra el felino. Estate alerta si tu mascota manifiesta dolor al caminar, o si tiene mal aliento.

También, ten en cuenta si se suele esconder en los rincones de la casa, si maúlla demasiado, si no tiene la energía de días anteriores.  Ésto son signos evidentes de que tu mascota necesita ayuda médica.

Por otro lado, el estrés causado por alguna circunstancia traumática, también puede hacer que el gato no esté dispuesto a comer.

Algunas causas de que tu gato de deje de comer por estar triste o celoso puede ser:

  • Mudarse a otra vivienda
  • Una nueva mascota, el nacimiento
  • La muerte de un miembro de la familia
  • Muerte de una mascota con la que jugaba

Deja un comentario