Gatos albinos, cómo cuidarlos

Los gatos albinos se confunden constantemente con los gatos blancos y viceversa. Los problemas de salud y los cuidados especiales que necesita un animal albino son considerables. Por ello, es fundamental, diferenciar un gato albino de uno de pelo blanco.

gatos albinos
Gatos albinos

Sensibilidad

La falta de melanina afecta notablemente la visión de un gato con albinismo. Esto se debe a que su retina está subdesarrollada y su iris no tiene pigmentación, lo que permite el paso de más luz que en un iris que contiene pigmentos.

Por lo tanto, los animales albinos no pueden mirar directamente a la luz, aunque sea débil. Sus ojos, además de ser sensibles, no suelen funcionar como deberían. La mayoría de los animales albinos tienen baja visión y no pueden ver objetos estacionarios.

Además, los gatos albinos suelen tener problemas oculares como el estrabismo, es decir, ojos cruzados. También sufren de nistagmo, que son movimientos involuntarios de los ojos.

Una piel sin pigmentación, como la de los albinos, es mucho más sensible a la radiación solar. En consecuencia, los gatos albinos son más propensos a quemaduras solares, tumores y cáncer de piel.

Un gato albino todavía tienen una gran probabilidad de nacer sordo de uno o de ambos oídos. Por lo tanto, para ayudar a tu mascota albina, siempre es ideal hacerle una prueba de audición en el veterinario.

Tratamiento del albinismo en gatos

Debido a que esta enfermedad en gatos es una condición genética, ha día de hoy no existe un tratamiento para el albinismo. Sin embargo, hay ciertas precauciones que se pueden tomar para evitar enfermedades e incluso accidentes.

Piel de un gato albino

Debido a que son muy sensibles, los gatos albinos deben vivir dentro de las casas, nunca en lugares abiertos donde les pueda dar el sol, o estén en contacto con otros animales.

Para salidas puntuales al exterior, ya sea, al jardín, al patio, al balcón…etc., hay cremas solares específicas para los gatos albinos. Las puedes encontrar fácilmente en las tiendas de animales.

También se puede usar ropa ligera para mascotas que protege de la radiación, pero que no calienta.

En definitiva, la piel de los gatos albinos se puede comparar a la de de un recién nacido.

A la hora del baño se deben utilizar champús especiales, preferiblemente neutros, suaves y con poca química.

Oferta
MENFORSAN champú muy suave para gatos 300 ml
  • Champú de máxima calidad para gatos con una fórmula muy suave que nutre, suaviza y protege el pelaje manteniéndolo brillante y sedoso.
  • Facilita el peinado y reduce la electricidad estática durante el proceso del cepillado. 

Los ojos de los gatos albinos

Como estos gatos sufren de baja visión, lo más recomendable es que no cambies de lugar los muebles de tu casa a menudo. Tampoco debe haber objetos sueltos que puedan ser derribados y terminar lastimando a tu mascota.

Algunos gatos tienen una visión tan sensible que evitan caminar o jugar. Esto les puede generar depresión. Para animar a tu gato, utiliza juguetes con colores fuertes y que emitan sonidos. De esta manera, puedrá encontrarlos aunque no pueda ver u oír como un gato normal.

Aunque son considerados hermosos y exóticos, los gatos albinos, por lo general, viven menos que los sanos por todas estas razones.

Dado que el albinismo es una condición genética, puede ser heredado, por lo que es esencial castrar a estos animales para que el gen no se propague. Sólo así podremos evitar el futuro sufrimiento de nuestras pequeñas mascotas.

Cómo saber si el gato es albino o blanco

  • El pelo del gato albino es totalmente blanco, sin ninguna mancha de ningún color.
  • Los ojos de los gatos albinos deben ser azules o de dos colores. Estas características no tienen por qué ocurrir juntas.
  • Su piel debe ser rosada y no tener manchas o puntos.
  • La nariz, las almohadillas de las patas, las orejas, los labios y los párpados son de color rosa.
  • Un gato albino es extremadamente sensibles al sol, con lo que se sentirá incómodo si entran rayos de luz en casa.

Deja un comentario