Saltar al contenido

Cómo evitar que mi gato me muerda

A menudo escuchamos a la gente hablar sobre cómo los gatos pueden arañarnos con sus afiladas garras. No olvidemos que los gatos también tienen otra poderosa arma a su disposición: sus dientes.

No puedo contar cuántas veces mis gatos me han mordido las manos o los pies. Siempre ha sido una forma de jugar. No importa mientras se mantenga suave y controlado, pero si tu gato convierte la situación en algo más frecuente y violento, es posible que desees intentar entrenarlo de manera diferente.

¿Cómo evitar que mi gato me muerda? Encuentra algunas respuestas en este artículo y aprende a evitar que te muerda.

¿Por qué nos muerden los gatos?

Varias razones pueden explicar tal comportamiento. No olvides que tu preciosa mascota es un animal salvaje. Es muy común que los gatos se involucren en juegos bruscos porque la mayoría de los juegos de los felinos consisten en simulacros de agresiones (acechar, perseguir, abalanzarse, patear, arañar y morder…). Sus reacciones pueden ser un poco difíciles de entender para nuestra mente lógica.

Aquí hay algunas explicaciones sobre por qué tu gato te muerde:

  • Lo tienes agarrado demasiado tiempo: Si tu gato se siente atrapado, intentará escapar y morder podría ser parte del proceso. ¡Tienes suerte si él no saca las garras también! Los gatos son criaturas independientes y la mayoría de las veces quieren tener el control.
  • Tu gato quiere jugar: Morder = jugar. En este caso, es posible que la mordedura no sea demasiado brusca si tu gato comprende que puede lastimarte.
  • Tu gato no entendió que TU eras el amo: Has sido demasiado amable con tu gato, ahora cree que tiene control sobre ti. Hay que hacer algo para cambiar tu destino.
  • Tu gato tiene problemas de comportamiento: Esto suele estar relacionado con su destete. Si lo destetaron demasiado pronto, esto podría haber dejado algún tipo de consecuencias en su comportamiento y la forma en que interactúa con otros seres.

cómo evitar que mi gato me muerda enfurecido

Recomendaciones para evitar que mi gato me muerda

Dependiendo de la situación, tienes varias opciones a tu disposición para controlar el comportamiento de mordedura de tu gato.

1. el aislamiento.

Si estás jugando con tu gato y el juego se vuelve demasiado brusco, detente inmediatamente y coge a tu gato por el cuello para llevarlo a otra habitación donde lo dejarás solo de 2 a 5 minutos. Esto le dirá sin ningún tipo de violencia que esta rudeza fue demasiado y no es tolerada. La repetición le enseñará , Necesitas ser paciente.

2. Entrena a tu gato para que deje de morderte

Reemplaza tu mano por un juguete: Los juguetes son fundamentales en el desarrollo psicofísico de tu gato. Le ayudan a canalizar su energía hacia algo diferente a su mano. ¡Y oye! ¡Los juguetes no lloran! Así que hazlo y mira cuáles son los mejores juguetes para tu gato.

Además, darle un ambiente lleno de entretenimiento (árboles para gatos, postes para rascarse…) también convertirá a tu bestia en un gato más relajado y menos dispuesto a morderte.

Sigue jugando con tu gato en el día a día: La socialización juega un papel importante en enseñarle a tu gato cómo convertirse en una mejor versión de sí mismo. Dirige el juego lejos de tus manos o pies usando un juguete largo que cuelgue o simplemente lanzando el juguete favorito de tu gato al aire.

Anticiparse más: Sabes que se esconde en un rincón, detrás de una puerta o debajo de las escaleras. En lugar de jugar su juego, desvía su atención lanzando un juguete o un objeto pequeño, que no se pueda romper, en otra dirección. Es fundamental aprender a detectar un ataque inminente. De esta forma, podrás evitarlo fácilmente y tu gato aprenderá poco a poco a no volver a atacarte.

Adopta otro: En realidad, esta es una buena idea si su gato aún es joven. Darle un compañero de juegos también canalizará su energía.

cómo evitar que mi gato me muerda

Qué no hacer para que mi gato no me muerda

No animes a tu gato a que te muerda incluso cuando no duele. Asegúrese de utilizar la técnica de “aislamiento” tan pronto como comience a morder de nuevo.

No golpees a tu gato: Evita tensiones con tu amiguito. Hacerle daño no cambiará la situación de morder y podría empeorar las cosas, ya que podría participar en mordeduras más duras.

No corras: Él te perseguirá y te hará pedazos hasta que no quede nada. Dejando metáforas aparte, evita huir, toma el control de la situación, abrázalo al estilo mamá y mímalo por unos minutos.

Resumen de cómo evitar que mi gato me muerda

Tu gatito puede ser lindo como un peluche, pero una situación de mordedura puede convertirse rápidamente en un problema grave si no se maneja adecuadamente. Si respeta las reglas básicas mencionadas anteriormente, no deberías tener ningún problema en controlar el mal comportamiento de tu mascota.

La regla número uno es SE PACIENTE, la educación es una cuestión de tiempo y compromiso. Cuando digo compromiso, ¡sé de lo que estoy hablando! Él es tan lindo, ¿cómo pudiste encerrarlo? Sé fuerte, toma el control y establece una relación sana con tu pequeño lejos de los mordiscos bruscos.

Si a pesar de todos tus esfuerzos, tu gato sigue siendo un bestia mordaz enfurecida, debes llevarlo al veterinario para tratar de averiguar qué está pasando y recopilar algunos consejos sobre cómo tratar esta afección.