Saltar al contenido

Anemia en gatos, síntomas, causas y tratamiento

La anemia es una condición, causada por la falta de hemoglobina en la sangre y puede afectar a personas y animales de todas las edades. Pero, ¿sabías que también hay anemia en gatos?

De hecho, los expertos dicen que la anemia felina es bastante común. En consecuencia, esta situación puede llevar a complicaciones en la salud de tu mascota y siempre debe ser seguida por un veterinario.

anemia en gatos
Anemia en gatos

Si quieres saber más sobre la anemia de los gatos, sigue leyendo.

Qué es la anemia de los gatos

Esta condición está relacionada con la ausencia de algunas células sanguíneas, es decir, una disminución de los glóbulos rojos, o hemoglobina.

Como estas células son responsables de transportar y distribuir el oxígeno por todo el cuerpo, su falta puede causar grandes problemas de salud para la mascota.

Sin embargo, es necesario destacar que la anemia es un cuadro de salud, y no necesariamente una enfermedad de los gatos.

Puede tener diferentes orígenes, desde una simple pérdida de sangre hasta enfermedades graves. En otras palabras, la anemia es una consecuencia de un problema mayor. Por lo tanto, siempre se recomienda buscar un veterinario para comprobar el origen y el tratamiento.

Qué causa la anemia en los gatos

Establecer la causa de la anemia en los gatos es uno de los principales desafíos. Esto se debe a que diferentes problemas pueden causar una disminución de los glóbulos rojos. Entre las causas más comunes podemos encontrar:

  • El SIDA felino, o FIV, una enfermedad muy común entre los gatos.
  • La leucemia viral felina, o FELV, un problema de salud relativamente común en las mascotas.
  • Micoplasmosis, una enfermedad causada por un parásito transmitido por las pulgas.
  • Varios tumores.
  • Verminosis intensa.

En definitiva, la anemia en los gatos puede tener su origen en problemas simples, como los gusanos, o en enfermedades más complejas, como los tumores.

Así que, si notas que tu mascota está anémica, es una señal de que algo está pasando. Busca un veterinario que pueda identificar los síntomas de la anemia, la causa y prescribir el tratamiento correcto.

Síntomas de la anemia en gatos

Dado que la anemia en los gatos suele estar asociada a otras enfermedades, el animal puede presentar síntomas diferentes.

Sin embargo, la deficiencia de glóbulos rojos también tiene características específicas. Debido a que el problema compromete la distribución de oxígeno en el cuerpo, los gatos se vuelven débiles y apáticos.

Por lo tanto, los principales síntomas de la anemia felina son:

  • Un estado de letargo.
  • El desánimo.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.

Otro consejo para saber si tu gato está anémico es vigilar sus dientes. Las encías de la mascota con anemia se vuelven blanquecinas. Si notas esta característica en tu pequeña mascota, es hora de buscar un veterinario.

Diagnóstico y tratamiento

Cuando se lleva al veterinario un gato con fiebre y sospecha de anemia, deberá realizar una serie de pruebas. La principal prueba para identificar la anemia en los gatos es un análisis de sangre.

El especialista realizará un recuento de glóbulos rojos e identificará si están por debajo de lo normal. A partir de este resultado, es posible diagnosticar el problema.

El tratamiento puede variar según el grado de la enfermedad y el origen de la misma. En algunos casos, la administración de vitaminas es suficiente para mejorar el cuadro clínico del gato.

Pero no todos los problemas se resuelven con el uso de la vitamina para la anemia en los gatos. En otros casos más graves, podría ser necesaria una transfusión de sangre.

Lo más importante para que tu gato recupere la salud, es tratar la causa de la anemia lo antes posible. Así pues, el tratamiento puede incluir a menudo medicamentos y otros procedimientos, que se ocuparán del origen de la deficiencia de glóbulos rojos.

Cómo prevenir la anemia en los gatos

Evitar la anemia en los gatos puede ser un poco complicado, ya que, no hay una forma específica de prevenir la anemia. Esto se debe a que la anemia en gatos puede tener numerosas causas.

No obstante, mantener una rutina saludable es la mejor manera de prevenir la anemia. Una nutrición adecuada, la prevención de pulgas y parásitos, la desparasitación regular y el ejercicio mantendrán una buena condición física de tu mascota.